jueves, 31 de enero de 2008

Enero y el petróleo


Este 19 de enero, La Jornada publicó a ocho columnas que entre enero y septiembre de 2007 PEMEX obtuvo ganancias de 432 789 millones de pesos. Sin embargo, mientras todos los países petroleros del mundo invierten en su propia riqueza, en México el dinero de PEMEX se usa para pagar las millonadas que ganan los deslegitimados poder ejecutivo, poder legislativo y poder judicial. Recordemos incluso que muchos corruptos sexenios se han salvado gracias a repentinos incrementos en el precio del petróleo: así sucedió a José López Portillo y a Vicente Fox.


Por un lado los panistas y los priístas neoliberales insisten en que faltan recursos para expandir la industria mexicana del petróleo. Su presidente Felipe Calderón afirma que sólo los grupos extranjeros pueden invertir en la refinación, exploración, distribución y comercialización del energético. Y por otro lado los mexicanos nos preguntamos: si tenemos naranjas y dinero para hacer y envasar jugo ¿porqué comprarlo a otros? ¿Porqué enriquecer a comerciantes extranjeros con nuestra propia materia prima habiendo tanta pobreza en el país?

En la TV, el desinformante espectáculo de los operativos militares –que no han reducido ni un gramo de consumo y no han quitado ni un centímetro de territorio a los narcotraficantes-, sigue ocupando los noticieros. Mientras un extranjero, defensor de intereses económicos del extranjero, ha sido nombrado por la cúpula para convencer a los legisladores renuentes de la importancia de ‘expandir’ la industria del petróleo. El nuevo acuerdo PRI-PAN se ha puesto en marcha.


Si no hacemos algo, explica el prestigiado analista Alfredo Jalife, el más ambicionado botín de las transnacionales finalmente estará a su alcance antes de que llegue el mes de abril. Más aún, dice Jalife, hoy está en juego una segunda independencia de México. Por eso se sumó el 9 de enero a Andrés Manuel López Obrador y a otros intelectuales y luchadores sociales que formaron el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo. Unos días después varias universidades como la UNAM, la UAM y la UACM crearon también un Comité Universitario para defender el derecho de nuestro país al energético. De febrero en adelante ya veremos.